Visitas: 458
Se pueden observar todos los elementos típicos de la celebración: vistosos e innumerables carros alegóricos, bandas populares que interpretan canciones dedicadas al Niño, conjuntos musicales campesinos, niños disfrazados de personajes bíblicos, pastores, gitanos, jíbaros, saraguros, otavalos y otras etnias, y mayorales. Estos son especialmente llamativos e interesantes, pues representan campesinos de las provincias del Azuay y Cañar, que tenían gran poder y prestigio entre los peones de las haciendas; y, en general hombres y mujeres del campo de muy buena posición económica. Sus trajes -estilizaciones del atuendo de los cholos y cholas de la región-, por lo tanto, son muy vistosos y elegantes, para expresar riqueza.