Visitas: 1074
En 1967, la Catedral faltando sólo el remate de las dos torres frontales, alcanza prácticamente su estado actual. El colosal monumento religioso cubre la mitad de la manzana situada al occidente del Parque Calderón. Sus tres cúpulas, con doce metros de diámetro en su tambor se elevan desafiantes hacia el infinito. La mayor de ellas, es decir la del centro, alcanza los cincuenta y tres metros de altura. Además, tres cúpulas bajas o medias naranjas y cuarenta y cinco torrones coronan y ornamentan el edificio. Las torres inconclusas de la fachada se detuvieron en los cuarenta y un metros de altura 8 medidos desde los adoquines de la calle Benigno Malo. El ladrillo visto (centenares de miles de unidades) singulariza y define el aspecto exterior del templo. Solamente las tres cúpulas mayores y una media naranja han sido recubiertas por azulejos.