Visitas: 1607
San Blas es el único templo cuencano construido en forma de una perfecta cruz latina. Sobre el ábside, se levanta la cúpula de ladrillo, revestida de azulejos. La fachada presenta tres puertas labradas, con cuatro columnitas de mármol blanco, a los lados de cada una de ellas.