Visitas: 1508
El espacio interior del templo forma una sola nave. El púlpito es de madera tallada, con recubrimiento de pan de oro, lo que en él llama la atención es la presencia de espejos, ingenuo elemento ornamental.